Al patio se accede en la planta baja desde la cocina y es totalmente privado. Hay que decir que los dueños de esta zona son los pájaros y para bien o para mal (según la persona) oiremos sus cantos en el silencio general de la casa. Son el despertador natural de La Cura.

Decorada con plantas aromáticas típicas de la zona (romero,lavanda…), mesa y sillas de jardín y dotada de barbacoa.

 

Síguenos en Facebook